Copa Argentina | Cipo estuvo cerca

16 agosto, 2017

La previa era expectante.

 

Por un lado San Lorenzo, que no tenia buen futbol y un mal andar en su participación en la Libertadores. Por el otro Cipolletti, que se encontraba disputando el torneo Federal A y con la ilusión de jugar contra uno de los grandes y soñar con vencerlo, llevando con ellos “La Ciudad”.
La primer fecha era el 10 de Junio, pero el San Lorenzo pidió postergarlo y en AFA accedieron, viendo como se apagaba la ilusión de los hinchas albinegros.
Los días pasaron y todos tuvieron una nueva oportunidad de emocionarse: El 15 de Agosto a las 18 hs.

El día llegó

Ambos equipos llegaban al partido en pleno armado de sus planteles, aunque el San Lorenzo tuvo rodaje por su participación en Copa Libertadores.
Los albinegros que llegaron a la Fortaleza de Lanús, sabian que no estaban solos: aquellos que no pudieron acompañarlos, sumados a albinegros de todos el pais, apoyarian a la distancia y querían ver al equipo ganador.

Los equipos a la cancha.

Cipolletti arrancó con la base de los titulares que terminaron jugando el Federal A y sumó la aparición del debutante Jorge Piñero Da Silva, refuerzo que se incorporó en éste mercado de pases. La pelota comenzó a rodar y el albinegro que sabía de la magnitud del rival, salió a jugarle de igual a igual.
La primera fue para San Lorenzo: Paulo Diaz tiro un centro que Alexis Castro no pudo darle dirección y se fue desviada. Cipolletti tardó solo 5 minutos en llegar al arco rival por medio de German Weiner y Piñero Da Silva, que no pudo acomodarse para rematar y Carusso despejó. A los 7′ del primer tiempo Alasia tuvo su primera intervención controlando en dos tiempos un remate de larga distancia de Alexis Castro, alejando el peligro. Minutos más tarde, llegaría una de las polémicas del juego, Gastón Valente trepó al ataque, tras un buen pase de Weiner y fué derribado por Navarro que salió a taparle el mano a mano, pero el árbitro no vió falta.
En un saque largo de Alasia, que Juan Mercier peina hacia atrás, Weiner se hace de la pelota y aprovecha su velocidad para desprenderse de su marcador y sacar un remate cruzado, que Navarro envió al corner, sin saber lo que vendría. En esa segunda jugada, Carrasco lanza un tiro de esquina al centro del área y Piñero Da Silva que logró desmarcarse, mete un certero cabezazo, para despertar y desatar el grito de gol de todo el plantel, dirigentes e hinchas que se encontraban en la cancha, como así también de los que apoyaban a la distancia, con un resultado que daba comienzo a otro partido y que San Lorenzo quería evitar.
El gol de Cipolletti fue un golpe anímico para los dirigidos por Aguirre, que se vieron sorprendidos, sintiéndose afectado en el juego con pases errados y desesperación por lograr rápidamente el empate. Mientras,  Cipolletti se plantó con dos líneas de cuatro bien armadas, para jugarle de contra y convirtiendo una vez más en figura a Alasia. Las tribunas también reflejaron el estado de ánimo de ambos equipos, los de Boedo con el cántico “esta tarde cueste lo que cueste… tenemos que ganar” exigiendo mas compromiso a sus jugadores; los albinegros por otro lado apoyaban al equipo con los tradicionales “cipoleee, cipoleee…” y “Cipo mi buen amigo…”, yéndose al descanso arriba en el marcador.
El segundo tiempo comenzó con el albinegro parado con decisión, sacrificio y el apoyo de su hinchada, San Lorenzo con más ímpetu que juego y la presión que bajaba de las tribunas, teniendo ocasiones en los primeros minutos, siendo Alasia quien se interpondría, manteniendo el cero en su arco. Los minutos pasaban y Cipolletti trataba de golpear una vez más, mientras el nerviosismo de los azulgranas se hacía más grande a partir del toqueteo de los jugadores albinegros.
La resistencia cipoleña aguantó 26 minutos, en una jugada fortuita a partir del error en la salida de Gaston Valente, San Lorenzo aprovechó y en un contraataque rápido, Blandi envió un centro razante desde la izquierda que Alasia no alcanzó a desviar y Nicolas Reniero, que había ingresado minutos antes, estampó la igualdad en el marcador y calmó un poco las aguas azulgranas. Los hinchas de Cipolletti a pesar del empate, no pararon de alentar y apoyar al equipo, que sintió el golpe. El ciclón buscó por todos lados la victoria hasta que el árbitro marco el final del partido.

Los penales: Historia conocida para ambos

La historia comenzó bien para el albinegro. Alasia contuvo el primer penal, pateado por Blandi, mientras que Vilce logro superar a Navarro. Carusso igualaría la serie, pero Valente pondría a Cipolletti arriba una vez más. Gonzalo Rodriguez marca el empate parcial y Navarro atajaría el penal de Jara, momento donde comezaria a cambiar la historia. Romagnoli coloca arriba por primera vez a San Lorenzo y Avila correría con la misma suerte de Jara dejando la definición en manos de Cerutti, que convertiría para ganar la serie 4 a 2 y darle el pase a la siguiente instancia a los de Boedo.

El conjunto dirigido por Henry Homann, a pesar de la derrota, dejó una enorme imagen dentro y fuera de la cancha ante el país, mostrando actitud y entrega por parte de los jugadores, y tambien de los simpatizantes albinegros que desde la previa apoyaron al equipo y reconocieron el esfuerzo de los jugadores, que se retiraron del campo de juego y de la Copa Argentina aplaudidos por propios y extraños.

 

Crónica: Alex Burgos Fotografía: Ariel Arias | Prensa Club Cipolletti