CIPO CORAZÓN
Club Cipolletti

Explosión de alegría en La Visera

Explosión de alegría en La Visera

Lo que pasó esta tarde en La Visera no puede analizarse futbolísticamente. En realidad sí, pero no viene al caso que podamos hacerlo nosotros los hinchas. Cipo debía ganar y lo logró. No importa cómo, el Tetradecagonal no permite que un equipo juegue relajado. Este es otro fútbol, un fútbol que se juega con los pies pero mucho más con el corazón.

DSC_5192

Todo pasó en el segundo tiempo, Carucha Carrasco de cabeza marcó el primero a los 9 minutos y se aflojó un poco la tensión que vivían todos en La Visera. Pero un gol es poco y Mitre de Santiago del Estero se caracteriza por jugar bien de visitante. La amenaza estaba latente.

Y se complicó… Prieto fue expulsado injustamente a los 34 minutos por doble amarilla y Mitre se agrandó.

Antes, con cosas así nos desmoralizábamos y pensábamos lo peor. Ahora Cipo tiene otro espíritu. Los jugadores y los hinchas. Hoy hay otras personalidades en las gradas y en la cancha y se nota mucho. Los cantos empezaron a bajar desde las tribunas, los de Pancaldo enfriaron la cabeza y el partido. A defenderse con la pelota, a jugar a retener por las bandas con los dos más frescos. Zbrun entró por Vera lesionado y Sosa por Weiner para tenerla.


Nico Caprio tapó la que tenía que tapar y los nervios se crispaban pensando en que no quedaba nada. Había que aguantar esos tres puntos con el alma. El árbitro Carlos Córdoba indicó jugar hasta los 49 y Mitre fue con todo, literalmente, en la última jugada los santiagueños fueron hasta con su arquero. A matar o morir.

Antes, en esas jugadas rezábamos en silencio todos en Cipolletti. Hoy gritamos como locos CIPO VA A VOLVER CIPO VA A VOLVER!!

El tiro desde el córner va muy alto, el arquero de Mitre se pasa y el rechazo le queda a Mati Sosa afuera de nuestra área y a correr… al 16 le quedan por delante solo un defensor aurinegro y el arco vacio detrás. Corre Mati y todos los corazones cipoleños se desbocan. Pasa el círculo central y dispara despacio con la cara interna de su pie zurdo para asegurar. La pelota tarda seis segundos rodando por el sintético de La Visera y entra despacito.

Explosión de alegría en un estadio que se acostumbra a confiar en la victoria.
El sueño es posible, final 4 de 13 y estamos prendidos.
7 días de caras alegres en una ciudad que sincroniza su estado de ánimo con su Club.

No estábamos tan locos cuando decidimos hablar de Tu Club, Tu Ciudad.

Hernán López Sosa para clubcipolletti.com
Fotos por Ariel Arias y Nancy Nhhl Fotografías