Momentos que no voy a olvidar

Momentos que no voy a olvidar

Todavía me acuerdo de la primera vez que vi a Cipo en La Visera. Era muy chica pero todavía resuenan en mi cabeza los gritos, los bombos, la pirotecnia. Pobre, mi madre durante mis primeros años de vida se había opuesto a la idea de que yo fuera a la cancha. “Es peligroso, van todos hombres, sos muy chiquita”, nada sirvió, fui a Cipo y fue un amor a primera vista. Bueno, a primera visita.

Antes lo escuchaba en la radio, pero las ansias eran más fuertes y cada partido imaginaba todo. La cancha, la gente, la hinchada, todo. Probablemente los chicos del comedor sientan esas mismas ansias hoy, cuando pisen La Visera.

IMG_3536

Estoy segura que Cipo los va a enamorar, como me paso a mi. Estoy segura que esto es una caricia para esos corazoncitos que algunas veces están tristes, enojados o aislados.

Cipolletti es más que fútbol, es sentimientos a flor de piel. Es corazón, es sangre, es carne. Y porque todo eso esta involucrado, lo que hacemos como club es fomentar más momentos difíciles de olvidar, llenos de sentimientos que nacen de cada corazón albinegro que forman al club, a nuestro club. Hoy es la visita de los chicos, mañana puede ser un abrazo afuera de la confitería, puede ser una sonrisa en el entrenamiento de basquet. Así es Cipolletti, un lugar que funciona a base de pasión y responsabilidad. Donde cada acción busca lo mejor para el club, para nuestro querido Cipo.

Alejandra Barros para clubcipolletti.com