Triste regreso a casa

Triste regreso a casa

El viaje largo e intenso que hizo Cipolletti parece no tener mucho sentido ya que perdió frente a Unión de Aconquija por 2-1. Es difícil explicar el resultado y aún más el encuentro por completo.

En el primer tiempo no había pasado mucho y hasta Cipolletti se veía bien parado dentro del campo de juego para apostar por los tres puntos. Pero todo cambio en solo minutos, todo en el segundo tiempo.

Una jugada un tanto aislada y la cabeza de Vera que habilitó a los rivales, le permitió al equipo de Catamarca ponerse en ventaja. Hasta ahí parece algo normal, algo que puede ocurrir en un partido. Pero cuando Cipolletti saca del centro de la cancha, se vino otra jugada de Unión que terminó en penal convertido.

A partir de ese momento, Cipo se descontroló. El resultado podría haber sido mucho más doloroso pero lo cierto es que nuevamente Nicolás Caprio volvió a ser figura del Capataz y apagó varios gritos de gol de los catamarqueños.

Cuando el final de partido se acercaba, Cipo descontó con un gol desde los 12 pasos. Intentó, buscó, hizo lo humanamente posible para dar vuelta un partido que se transformó y cambio de rumbo en tan solo unos minutos.

Con cinco partidos aún por disputarse, Cipolletti deberá pensar que es lo que quiere y hacia donde quiere ir.

Alejandra Barros para clubcipolletti.com